jueves, 26 de febrero de 2015

LXIX (Picnic)

¿Quieres desear un agujero en la cerveza de la noche? ¿Un bosque sólo para hombres?

Aquellas chicas fueron víctimas del lienzo y del sonido,
de una roca peor que el Sol, peor que el dinero,
que se hizo pan para ellas,
se hizo nube de arroz blanco,
neceser de carne en boca olvidada.

Ellas hicieron lo mismo que he tuve que hacer yo,
pero a ellas nadie las ha perdonado
por llevar sus sentidos en los bolsillos.
Estaban sujetas a mi argolla
buscando la sangre de este pobre humano.

Las mujeres y las niñas deberían estar construyendo barcos
pero el Sol y la roca siempre las engañan
ambas saben que me he llevado un trozo
ambas me arañan sin que les vea la cara.

Las chicas no están aquí
son la roca que ahora nos sigue
pero hacen ruidos que no entiendo
su sombra y sus ojos me miran
y siento cómo intentan apoyarse sobre mí.

Yo las he visto y han parado,
pero si no miro se acercan más
no quieren que duerma
quieren volver a tocar mi roca.

Macedon
Lancefield
Woodend

No hay comentarios:

Publicar un comentario